Coherencia digital: tu huella en los espacios sociales y tu perfil profesional

Imagen
No lo pongas en tu muro de forma pública!

 

Cuando Clarisa Herrera me contactó para participar de una nota que estaba escribiendo acerca de la problemática de las redes sociales, su vinculación con la actividad de buscar trabajo y la práctica de reclutamiento por parte de empresas y consultoras, me detuve un rato a reflexionar a partir de algunas preguntas que me envió Clarisa y que funcionaron como disparadores para el texto que leerán más abajo.

La nota de Clarisa salió publicada ayer en lanacion.com, y fruto de esta publicación hoy me llamaron de un medio radial del interior para discutir en vivo acerca del tema.

Les dejo a continuación el “crudo” de mis reflexiones:

“Hoy quienes realizan búsquedas, tanto consultoras en recursos humanos, los equipos de recruiting, como las personas a las que van a reportar, cada vez más antes de una entrevista, o cuando están evaluando un currículum, googlean a los postulantes, o lo buscan en Facebook, en Twitter o en LinkedIn, básicamente para identificar aspectos de personalidad, cuestiones relacionadas a la forma de comunicarse o de relacionarse. Se miran las fotografías públicas de las personas y sus declaraciones (estas últimas sobre todo lo que se publica en Twitter).

Creo que la conciencia acerca de tener una identidad digital que esté alineada con lo que la persona es se comienza a imponer, creo que muchas veces existe cierta exacerbación en las manifestaciones públicas de pensamientos y sentimientos, y eso a menudo no ayuda a construir un perfil que resulte elegible generando una primera buena impresión. No por esto digo que uno tenga que ser algo que no es, pero sí, a manera de reflexión, les diría a quienes tienen cuentas de Facebook o Twitter públicas que piensen si lo que dicen en esas cuentas es lo que dirían sentados cara a cara con quien podría ser su empleador. Muchas veces protegidos por una ilusión de anonimato que produce la expresión digital algunas personas se comunican como si no hubiera un lector del otro lado.

Según mi parecer, es absolutamente necesario que las personas que utilizan las redes sociales se planteen si sus identidades digitales son íntegras con respecto a quiénes son a nivel profesional. Por ejemplo algunas de las preguntas que les hago a mis alumnos al comenzar mis cursos y cuando aún no nos conocemos son las siguientes:

  • “¿Me googlearon?” A lo que entre el 10 y el 20 por ciento responde en forma positiva, y al resto les re-pregunto “¿De esta manera van a una reunión con alguien a quien no conocen?”
  • A continuación les pregunto “Si yo los googlease, ¿con qué perfil digital me encontraría? ¿sería un perfil que refleje fehacientemente quiénes son como profesionales?”
  • Y otra reflexión que les realizo es que “Internet es una construcción sedimentaria, las identidades se construyen capa sobre capa, por lo tanto pregúntense si la huella digital que están dejando representa lo que cada uno de ustedes tiene para ofrecer al mercado.”

Algunos tips para construir una identidad digital coherente e íntegra:

  1. Utilización de herramientas web que incluyan toda la información de la persona: trayectoria profesional, ejemplos del trabajo realizado, blogs y redes sociales. Estas herramientas pueden ser: About.me, Flavors.me, Wix, entre muchas otras
  2. Un perfil en LinkedIn completo, que cuente bien qué cosas hiciste, lograste y estás realizando. Que al leerlo no queden dudas de cuál es tu oferta profesional. FUNDAMENTAL: Gestionar las recomendaciones y las validaciones de tus habilidades.
  3. Un perfil personal que reúna los espacios y activos digitales que desarrollaste: about.me es una excelente herramienta y una muy buena carta de presentación para incluir como link en tu CV, así se le simplifica el trabajo de búsqueda a la persona que recluta, a la vez que su mirada es direccionada a un espacio digital controlado por vos.
  4. Armar un CV visual: hay herramientas que ayudan a armar una visualización de tu perfil digital. Como por ejemplo Visualize.me que hace una versión visual de tu CV de LinkedIn.
  5. Otra muy buena idea es la de armar un CV a manera de presentación y subir el archivo a un servicio como el de SlideShare.net

 

Puntos a tener cuidado en las redes sociales donde pueden tener cierta afectación nuestro perfil digital

  • Comentarios: Pensar siempre cómo se verían  tus comentarios más controversiales o muy personales si estuviesen en la tapa de un periódico.
  • Fotos: cada uno comparte lo que quiere, sólo hay que saber que el contexto de una imagen sólo la conoce quienes estuvieron involucrados con la imagen, y que su interpretación es igual a la cantidad de personas que la vean.
  • Tópicos: dependiendo el área de trabajo en la que te desarrolles temas como sexo, religión o política pueden ser controversiales y pueden afectar la evaluación que haga una tercera persona antes de conocerte.
  • Hablar mal de jefes o compañeros de trabajo: si tenés un problema con tu trabajo, antes de twitearlo recomiendo que lo converses con las personas de tu trabajo que correspondan. Si el problema supera las instancias de comunicación internas hay otros mecanismos para solucionarlos. No recomiendo las quejas públicas sobre el trabajo en el que uno se desempeña sin haber intentado antes por los caminos formales, aún así, hay que pensar que quien lee tus quejas posiblemente le cueste ponerlas en el contexto adecuado y eso puede afectar la evaluación que esa persona haga sobre tu perfil.
  • Lenguaje: como en la vida, un lenguaje apropiado, sin insultos, con corrección, simplifica la comunicación y mejora las relaciones. Cada uno se expresa como quiere, e interpreta como puede, por lo tanto sugiero que ayudemos a que nuestras opiniones sean interpretadas lo mejor que se pueda.
  • Redacción: aquí la cosa se vuelve más personal, no siempre atendemos a las reglas gramaticales u ortográficas cuando conversamos con alguien, quienquiera fuere, incluso la redacción del estilo chat nos ha llevado a una simplificación del lenguaje que nos permite comunicarnos en términos mucho más dinámicos y eficientes; sólo pensemos que lo tolerable es la incorporación de los códigos propios de cada sistema a nuestra redacción, tales son los hashtags, las abreviaciones y los modismos, pero cuando uno construye mal las frases o cuando cometemos errores groseros de ortografía, la lectura de nuestros comentarios se pueden volver molestos y esto podría afectar nuestra imagen ante quien no nos conoce aún.
  • Contenidos y relaciones: creo que las formas en las que nos relacionamos con otras personas en las redes también hablan mucho de nosotros, por ejemplo la ausencia de diálogos, la presencia de monólogos interminables, la falta de interacción, el retuiteo constante, la falta de variedad en los contenidos, y la auto-repetición, creo que son aspectos a cuidar en nuestros perfiles públicos.”

Estimad@ si llegaste hasta aquí te agradezco la lectura, espero que te haya sido de utilidad y siéntete libre de compartirlo, comentarlo, criticarlo o enriquecerlo de la manera que te parezca más conveniente.

Aquí la nota de Clarisa publicada el 15 de Abril.

Nos seguimos leyendo :)

La foto que ilustra el post es de Ric Monkey
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s