El balance imperfecto: Tiempo Personal, Familia, Amigos, Trabajo y Estudio

Qué difícil es hacer que todos estos tiempos se balanceen naturalmente, no afectarlos, darles la relevancia que cada uno requiere, y mantener en calma las aguas… cosa que no hé logrado aún, o al menos mantener algunas en calma mientras sabemos que seguramente otras se agitarán.

Desde que comencé con el MBA, elección que pongo dentro del tiempo de ESTUDIO, pero que indudablemente también es parte de mi tiempo PERSONAL, sabía que tendría que limitar otras actividades… elegir es decir SI a una cosa y NO al resto de las cosas que entraban en competencia directa, fue así que mis NO cuando decidí estudiar nuevamente fueron en dos sentidos, y en ambos casos considero que fueron y son negativas temporales, por un lado le dije NO a hacer teatro, actividad que había comenzado en 2006, y que me permitió conocerme mucho más, abrir áreas de disfrute personal desconocidas y un desarrollo del espíritu que me permitió crecer un “poco mucho”; y por otro lado también le tuve que decir NO a terapia, y en este caso fue un NO que me permitió decidir mejor, es raro, porque hacía terapia desde hacía casi cinco años, y en ningún momento me había planteado dejarla, era un espacio que había aprendido a valorar y a disfrutar, pero esta vez la elección tendría que ser más profunda.

Otra posibilidad hubiera sido el SI al estudio, mantener teatro y terapia y tener que decir NO a… el Trabajo? a la Familia? a los Amigos? eso no hubiera sido posible porque estos tres tiempos son los que me sostienen, el primero económicamente, y los otros espiritualmente.

Aunque de todas maneras la realidad siempre es más contundente que la previsión y la organización, se manifiesta con su singular presencia y te determina más allá del pensamiento. Es así que de todas maneras el balance de todas las variables sigue siendo complejo; los fines de semana históricamente dedicados al tiempo PERSONAL, la FAMILIA y los AMIGOS hoy también se ven, de alguna manera, invadidos por el tiempo del ESTUDIO, y el consiguiente agite de las aguas.

De todas maneras, el tiempo es relativo (ya lo decía alguien infinitamente más sabio que yo), en un año miraré hacia atrás y habrá sido sólo un momento, mientras que el futuro se seguirá abriendo vasto y posible, y con el desafío de seguir balanceando nuevos tiempos.

Anuncios

Un comentario sobre “El balance imperfecto: Tiempo Personal, Familia, Amigos, Trabajo y Estudio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s