2802881741_b187d6c530_z

Internet será transparente. Dentro de 15 años, quizás hasta nos preguntaremos ¿qué era Internet?

Estaremos en una instancia donde Internet vivirá en los objetos, donde la comunicación habitará en los dispositivos, la conectividad estará dada y la forma de hacer y transportar productos habrá cambiado radicalmente, así como habrá cambiado el marketing.

La convergencia de tecnologías y las nuevas prácticas son las tendencias a visualizar desde el marketing, la velocidad de ocurrencia de lo emergente cada vez es más rápida, y surge con mayor capilaridad gracias al alto nivel de penetración de Internet. Rara vez los ambientes corporativos más tradicionales llegan a entender esta velocidad para lograr hacer una re-interpretación en tiempo real del marketing que necesitan encarar.

Muchas grandes compañías deberán ajustar sus prácticas de marketing para continuar con sus actividades comerciales. La capacidad de innovar es la nueva capacidad que busca el marketing, no alcanza con conocer a los clientes y los mercados, no alcanza con saber cómo producir bienes y servicios, ser expertos en procesos o en grandes negociaciones; “crear lo nuevo útil, ya deseado y necesario” debiera ser la estrella del norte del marketing.

El marketing vive de descubrir la profundidad de las necesidades de las audiencias, el marketing necesita re-inventarse, re-imaginar el consumo, revolucionarse y re-evolucionar, para lo que escribo un decálogo de lo que creo que son 10 formas de pensar la creación de productos para este nuevo marketing:

  1. Creamos productos pensando en el afuera más que en el adentro
  2. Creamos productos haciendo equipo con los consumidores.
  3. Creamos productos que no existen copiando otros.
  4. Creamos productos que no necesitan ser comunicados.
  5. Creamos productos que se encuentran naturalmente con sus clientes.
  6. Creamos productos que no alientan al consumo, sino que sirven al hombre.
  7. Creamos productos como una forma de actividad social y no como una actividad económica.
  8. Creamos productos porque nos gusta y queremos vivir mejor.
  9. Creamos productos que no afecten negativamente el planeta.
  10. Creamos productos porque creemos en lo que creamos.

Pensemos en estas sentencias anti-marketing actual, pensemos si no es lo que necesitamos como humanos, antes que como empresarios o marketers.

 

 

La foto pertenece a Floriana (hooverine en Flickr) y se utiliza bajo esta licencia sin modificaciones.
Imagen

No lo pongas en tu muro de forma pública!

 

Cuando Clarisa Herrera me contactó para participar de una nota que estaba escribiendo acerca de la problemática de las redes sociales, su vinculación con la actividad de buscar trabajo y la práctica de reclutamiento por parte de empresas y consultoras, me detuve un rato a reflexionar a partir de algunas preguntas que me envió Clarisa y que funcionaron como disparadores para el texto que leerán más abajo.

La nota de Clarisa salió publicada ayer en lanacion.com, y fruto de esta publicación hoy me llamaron de un medio radial del interior para discutir en vivo acerca del tema.

Les dejo a continuación el “crudo” de mis reflexiones: Continue Reading…

140313AD1-0149-University

Hace unas semanas tuve el placer de participar como profesor a cargo de uno de los cursos que se dictan en el marco de las jornadas de capacitación que organiza el equipo de Adecco University, esta vez de la mano de UADE Business School y su equipo de profesores de primer nivel.

La jornada la compartí con alrededor de 35 profesionales, la mayoría Gerentes de Sucursal de Adecco. Continue Reading…