PyMEs-Trabajo en equipo

Existe un momento en que las organizaciones necesitan dar un paso más largo, más alto, más rápido de lo que habitualmente estaban acostumbradas a realizar. Ese momento es cuando la empresa descubre (o no) que necesita nuevas habilidades que le permitan realizarlo. Esta nueva situación por momentos es detectada por las empresas del tipo PyME (SMBs) y otras veces no tanto, en este caso habrán llegado a la mayor madurez que la organización pueda haber logrado.

Caso contrario la búsqueda de esas habilidades se convierte en una ardua tarea para el directivo de la empresa que desea verla crecer más allá de los límites propios que fueron construidos a lo largo de los años. Un set de decisiones se impone para el directivo, y una nueva mirada se hace obligatoria: El Largo Plazo comienza a ser necesario para que sea posible.

¿Cuáles son los pasos de auto-diagnóstico que deberá encarar el directivo de esta organización PyME, cuando no su dueño, para poder enfrentar el cambio que requiere el crecimiento buscado? Aquí intento algunas preguntas que servirán de disparadores:

Nada hay más difícil de controlar, más peligroso de conducir o más incierto en su éxito que llevar la iniciativa en la introducción de un nuevo orden de cosas, puesto que el innovador tiene como enemigos a todos aquellos que medran en el viejo orden de las cosas, mientras que cuentan tan solo con el tibio apoyo de quienes podrían medrar en el nuevo.

Maquiavelo, 1469–1527, El Príncipe.


  • ¿Tiene la organización un documento que funcione a manera de plan maestro donde se encuentren plasmados los objetivos de la empresa y las bases estratégicas necesarias para conseguirlos?
  • ¿Cuáles son las nuevas y fundamentales habilidades que deberá adquirir la organización para poder diseñar su largo plazo?
  • ¿Se encuentran presentes estas nuevas y fundamentales habilidades, aunque más no sea de manera incipiente/emergente, dentro de la organización?
  • ¿La organización puede afrontar un cambio profundo de una vez o requiere realizar cambios paulatinos hasta lograr el nuevo estado? Es muy importante poder reflexionar acerca de los recursos con los que cuenta la organización para llevar adelante el cambio, dado que en algún punto debemos pensar si este cambio debe darse de una forma más o menos radical o si es necesario establecer un camino de cambios que permitan establecer un camino hacia el cambio.
  • ¿Cuáles son los aspectos dentro de la organización que debemos mantener dentro de sus zonas de confort y cuáles son indispensables que cambien? Debemos ser inteligentes en el proceso de cambio, ya que la organización ha llegado hasta aquí con un grupo de personas que supo lograr y posibilitar estar en los albores del nuevo camino, y vamos también a necesitar que algunas habilidades permanezcan para garantizar la transición.
  • ¿Quién o quiénes dentro de la organización son esos posibles agentes de cambio que tienen las capacidades de comenzar a estructurar el nuevo orden? ¿Cómo se los puede convocar para acompañar este nuevo momento? ¿Estas personas quieren ser agentes de cambio de esta organización o de la organización por venir? ¿Qué tenemos para ofrecerles y para pedirles?
  • ¿Quién o quiénes dentro de la organización son guardianes del statu quo? ¿Quiénes de estas personas es necesario que lo sean y quiénes están en puestos que podrían poner en riesgo el cambio? ¿Cómo podemos llevar adelante los cambios necesarios para que se facilite el cambio en aquellos espacios que sea totalmente necesario?
  • ¿Existen en el mercado actual actores/competidores que estén en este camino de cambio? ¿Debemos acelerar o podemos imponer nuestro propio ritmo? ¿Quién estará monitoreando el mercado para detectar lo emergente que puede permitirnos acelerar o puede entorpecer el cambio?

Crecer requiere planificación, requiere tomarse el tiempo para que los equipos puedan pensar el cambio, desde la alta dirección hasta las áreas que serán los motores del cambio necesitarán involucrarse en este proceso de pensamiento, para lo cual la organización deberá provocar espacios de creatividad y planeación, será responsabilidad de la alta dirección el ofrecer un horizonte y una línea estratégica. Para lo que se impone un proceso, un momento, en el que todo es revisado, remixado y re-elaborado para poder establecer un nuevo momento con nuevos horizontes.

Las PyMEs en crecimiento tienen una oportunidad gigante para poder participar de un nuevo momento de desarrollo para Argentina, este es el tipping point de quienes quieran crecer, sólo habrá que preguntarse si se tiene una hoja de ruta para comenzar el camino.

Facilitación Gráfica en UADE Business School 2014

Recientemente realicé un curso de Facilitación Gráfica en Kleer que me ayudó a entender el potencial de mejora en la transmisión de las ideas a partir de incorporar técnicas de elementos que faciliten el relato desde el agregado visual en vivo.

Con este tipo de técnicas espero lograr reforzar el recuerdo de lo trabajado en el aula, o incluso cuando esté realizando actividades de consultoría achicar la brecha entre las ideas de quienes están participando de los procesos de pensamiento estratégico o incluso de ejecución del marketing de las compañías con las que colaboro a diario.

Veremos cómo se va desarrollando esta aventura.

2802881741_b187d6c530_z

Internet será transparente. Dentro de 15 años, quizás hasta nos preguntaremos ¿qué era Internet?

Estaremos en una instancia donde Internet vivirá en los objetos, donde la comunicación habitará en los dispositivos, la conectividad estará dada y la forma de hacer y transportar productos habrá cambiado radicalmente, así como habrá cambiado el marketing.

La convergencia de tecnologías y las nuevas prácticas son las tendencias a visualizar desde el marketing, la velocidad de ocurrencia de lo emergente cada vez es más rápida, y surge con mayor capilaridad gracias al alto nivel de penetración de Internet. Rara vez los ambientes corporativos más tradicionales llegan a entender esta velocidad para lograr hacer una re-interpretación en tiempo real del marketing que necesitan encarar.

Muchas grandes compañías deberán ajustar sus prácticas de marketing para continuar con sus actividades comerciales. La capacidad de innovar es la nueva capacidad que busca el marketing, no alcanza con conocer a los clientes y los mercados, no alcanza con saber cómo producir bienes y servicios, ser expertos en procesos o en grandes negociaciones; “crear lo nuevo útil, ya deseado y necesario” debiera ser la estrella del norte del marketing.

El marketing vive de descubrir la profundidad de las necesidades de las audiencias, el marketing necesita re-inventarse, re-imaginar el consumo, revolucionarse y re-evolucionar, para lo que escribo un decálogo de lo que creo que son 10 formas de pensar la creación de productos para este nuevo marketing:

  1. Creamos productos pensando en el afuera más que en el adentro
  2. Creamos productos haciendo equipo con los consumidores.
  3. Creamos productos que no existen copiando otros.
  4. Creamos productos que no necesitan ser comunicados.
  5. Creamos productos que se encuentran naturalmente con sus clientes.
  6. Creamos productos que no alientan al consumo, sino que sirven al hombre.
  7. Creamos productos como una forma de actividad social y no como una actividad económica.
  8. Creamos productos porque nos gusta y queremos vivir mejor.
  9. Creamos productos que no afecten negativamente el planeta.
  10. Creamos productos porque creemos en lo que creamos.

Pensemos en estas sentencias anti-marketing actual, pensemos si no es lo que necesitamos como humanos, antes que como empresarios o marketers.

 

 

La foto pertenece a Floriana (hooverine en Flickr) y se utiliza bajo esta licencia sin modificaciones.